NOTAS SOBRE PENSAMIENTO CONSERVADOR Y CONSERVACION II / Fernando A. Regueira (Fragmentos de mi diario)

Cuentan que Cortazar murió escuchando un concierto para clarinete de Mozart, que, sabedor de la cercanía de su muerte, solicitó que pusieran el disco y lo dejaran a solas. Cortazar, famoso por su amor al jazz (incluido repetidamente en su literatura) y elevado entre otras equívocas razones por ese gusto, elige morir con la clásica armonía de Mozart. Es claro, el jazz puede acompañar la vida y su ritmo. Pero, ¿cuál no será la superioridad de una música capaz de acompañar la muerte?


11 de febrero de 2003
 
*****
 
¿Se ha pensado suficientemente en las raíces míticas del entrenamiento artístico? Todo neófito debe repetir ciertas acciones (sean ejercicios, movimientos, trabajo sobre la materia física, etc.)  que los mayores han transmitido. Así en el camino de la perfección en tanto artista (en tanto artesano) debe repetir ritualmente (y todo aprendizaje artístico se basa en la repetición constante y prolongada de una serie de acciones, en busca de una suerte de “interiorización” de esas acciones) lo que un antepasado de algún modo mítico (siquiera en su perfección, el Maestro, el Descubridor) ha realizado. Esta, por supuesto, era la forma en que un artesano tradicional era iniciado en su oficio: doble aprendizaje material y espiritual.
 
6 de marzo de 2002
 
 
*****
 
La pasión política, ese desvío necesario, esa dignísima respuesta al enigma de la vida (que es vida en comunidad), y sin embargo, ¡qué pérdida de tiempo!. Algo en nosotros esta más allá de las contingencias y en la atención al hic et nunc lo olvidamos. Todo en la Historia acaba por perimir, por explotar en misterios de negrura o de luz, todo en la Historia acaba, esa es la naturaleza de la Historia, y sin embargo, nosotros occidentales, vivimos en la Historia y queremos conocerla…
 


27 de enero de 2001
 
*****
 
“Estamos atados al trono del Ser supremo con una cadena flexible que nos retiene sin esclavizarnos”.
Así comienza el que sea acaso el libro más relevante de Joseph De Maistre, padre fundador y numen de la reacción monárquica moderna.
Es notable el acento puesto en esta declaración liminar en los problemas perennes de Destino y Libertad, uno de los nudos de sentido centrales en el pensamiento político de la Modernidad y un parte aguas al momento de pensar en conservación y pensamiento conservador.
El individuo moderno se siente emancipado de cualquier tutela teológica y actúa como libre actor político, haciendo política basado en su sentida “libertad”.
De Maistre expone lo que, desde cierto punto de vista, podemos considerar LA declaración fundante del conservadorismo político. La sujeción a la Divinidad, Dios como fuente de la soberanía y la política como campo de acción de la libertad humana, esto es de pasiones y de deseos caóticos, sin referencia a ningún centro ni primer principio.
Como toda sabiduría tradicional, la afirmación de De Maistre es la plasmación de una coincidentia oppositorum.



16 de junio de 2011

Dejá un comentario