MANIFIESTOS ANIMADOS DE AYER Y HOY / Juan E. Lagorio

Para hacer cine hace falta, primero, tener ideas, luego saber ponerlas en escena, organizarlas para darles significado. Los films de dibujos animados, en general, como los libros llamados “infantiles”, tienden a menospreciarse, a reducirse, a…

BRASIL – TERRY GILLIAM / Juan Esteban Lagorio

Mono con navaja, filmando. ¿O eran doce? Brasil, en cuanto cine, es un fracaso nítido y edificante. Un film propio de una época que se prolonga, interesante para el estudio del error estético, e inagotable…

POST AVATAR / Juan Esteban Lagorio

Excurso En los últimos años se han ido acumulando films cuyo sentido de la proporción es inadecuado. En todo film este sentido que gobierna las intenciones y que, llevadas por el afán de representar una…

REMAKES? DON’T DO IT! / Juan E. Lagorio

En el año 1984, Brian de Palma estrenó Body Double. El film, junto con Dressed to Kill, Obsession, Blow Out, y, más tarde, Raising Cain, entre otras, formaban un corpus cuyo bajo cifrado, si permitimos…

UNA ESPECIE DE VIDA / Juan Esteban Lagorio

Hammer, la productora inglesa fundada en 1934, año en que la Universal preparaba “Bride of Frankenstein”, realizó siete versiones consecutivas y medianamente relacionadas de Frankenstein. Seis de ellas dirigidas por Terence Fisher, entre 1957 y…

ELEMENTOS DE RECONOCIMIENTO / Juan Esteban Lagorio

Ahora conozco parcialmente, dice San Pablo. En la afirmación hay un mandato. La Naturaleza es objeto de interpretación, incluyendo al Hombre y a todo lo que él realice. Debemos conocer la parte, el comienzo del…

LO INEFABLE Y SU LÓGICA / Juan E. Lagorio

Los místicos a veces deciden no callarse la boca y hablar de sus experiencias. Y allí no hay más que comparaciones, metáforas, un racionalismo deslucido que la experiencia ve ciertamente como algo dudoso. Durante siglos…

SEAMOS CONVENCIONALES / Juan E. Lagorio

Una gran virtud del cine es la de ser convencional. Es decir, crear, establecer y hacer uso de convenciones. El cine nace, tanto de los sueños como de las pesadillas de la razón, y aún…